Taxista muerto en hospital tras altercado con policías fue quemado con arma eléctrica

Así lo confirmó una fuente judicial a Pulzo. Esa versión también fue entregada por un investigador del CTI al hermano de la víctima.

Este fue el accidente que tuvo Jonathan Díaz (foto) y por el que fue detenido en el CAI Guacamayas
Este fue el accidente que tuvo Jonathan Díaz (foto) y por el que fue detenido en el CAI Guacamayas | Cortesía / Captura Noticias Caracol

El taxista era Jonathan Díaz, de 31 años, y falleció este martes por un golpe contundente en la cabeza. Durante la inspección al cadáver —en el hospital Santa Clara— además le encontraron moretones y golpes en todo el cuerpo, según la misma fuente consultada por este medio.

Díaz fue detenido por la Policía de la localidad de San Cristóbal Sur, en Bogotá, en la mañana de este domingo, porque conducía en estado de embriaguez, sufrió un accidente con el taxi y discutió con los uniformados. Después de su detención, desapareció extrañamente por 2 días. Finalmente, fue hallado muerto en el centro médico.

El hermano de la víctima —sobrino del exconcejal Luis Eduardo Díaz, conocido como el ‘embolador’— también habló con Pulzo y explicó que un primo suyo se percató de que el vehículo que manejaba su familiar estaba en el CAI y lo alertó, por lo que decidió ir a esa estación a preguntar qué ocurría.

“Cuando fui a ver a mi hermano (el mismo día a las 7:15 a.m.), 2 policías de turno, uno morenito y uno gordito, le estaban pegando con los bolillos y patadas. Él estaba borracho y sí los trataba mal. Yo estaba ahí y le decía: ‘Ya, Jonathan, cállese’, pero el policía le seguía pegando con el bolillo por medio de las rejas y en palabras textuales le dijo: ‘Espere y verá que ahorita se las cobro’”.

Eso contó el familiar, que agregó: “No pude ver los apellidos [de los uniformados] porque los tenían tapados con el chaleco antibalas, pero me acuerdo muy bien del físico de ellos”.

Dice el hermano de Díaz que le pidió al uniformado: “No le pegue, no sea abusivo, él está borracho, y me contestó: ‘¿Usted también quiere pata y puño?’”, y asegura que lo entraron a la misma celda donde estaba su hermano e intentaron golpearlo.

Después de unos minutos, los policías habrían dejado salir al hermano del fallecido, por lo que fue a avisar a sus familiares de la situación. Esto añadió el hombre a Pulzo:

“Fui a llamar a mí mamá, salí 10 minutos, y cuando regresé ya él [Jonathan] no estaba y no daban razón. Un policía me dijo: ‘Se lo llevaron a hacer una prueba de alcoholemia’. Luego nos dijeron que estaba en la URI. Lo buscamos en la calle sexta con Caracas, a donde nos enviaron primero, después en la URI de Molinos y en Tránsito, pero en ningún lado había registros de él”.

El hermano del taxista, además, denuncia que acudieron insistentemente al CAI Guacamayas “como 5 veces”, pero los uniformados “estaban asustados. No decían quién se lo había llevado. Incluso, uno le dijo a otro compañero: ‘Están preguntando por el borracho, el cansón. ¿Qué hacemos?’”.

El artículo continúa abajo

Finalmente, este martes en la mañana otro allegado del taxista muerto se acercó a esa estación para preguntar por él y por fin obtuvieron una respuesta.

“Un uniformado dijo: ‘Tenemos un N.N., Jonathan Díaz’. Mi primo preguntó: ‘¿Es N.N. o se llama Jonathan Díaz?’. Respondieron que sí se llamaba así, que lo reconociéramos en el Santa Clara porque él estaba muerto”, contó a este medio el pariente.

En el hospital, los médicos le confirmaron que el taxista había ingresado el lunes en la tarde al hospital La Victoria (sur de la ciudad) muy grave de salud. Fue llevado en un taxi por policías que, supuestamente, lo encontraron botado en una vía. Luego fue remitido al Santa Clara porque entró en estado de coma y murió en la madrugada del martes.

“Los policías del CAI Guacamayas mataron a mi hermano. Fueron ellos. Eso está clarísimo. Ellos lo golpearon y lo querían desaparecer”, asegura el hermano de la víctima fatal, y agregó:

“El investigador del CTI que tenía el caso nos dijo que le habían hecho choques eléctricos con los aparatos de la Policía [pistolas táser] y que la muerte era por el golpe en la cabeza”.

Ahora, la familia Díaz espera que investiguen a los uniformados de turno y se haga justicia en el caso de Jonathan.

Pulzo se comunicó con la Policía de Bogotá para obtener su versión con respecto a este misterioso hecho. Sin embargo, la institución no ha entregado ninguna respuesta. Este espacio queda abierto a cualquier pronunciamiento por parte de esa autoridad.

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error


Opinión

{[{ ctrl.articles[index].author.owner.short_text }]}

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}
{[{ ctrl.articles[index].images.meta.alt}]}
{[{ctrl.articles[index].images.meta.description}]} | {[{ctrl.articles[index].images.meta.credit}]}

Más Videos

{[{ctrl.articles[index].phrases.main}]}

Más Videos

Comentarios

Fuentes

Reportar un error

Comentarios

Fuentes

Reportar un error